Compartir

En una emotiva ceremonia, la Primera Dama Cándida Montilla de Medina entregó certificados a 18 niños y niñas que completaron el Programa Terapéutico Integral en el Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID).

Con esta nueva promoción de niños y niñas con discapacidades por Autismo, Síndrome de Down y Parálisis Cerebral, se eleva a 35 el número de chicos que han concluido sus terapias y se han incorporado al entorno social que los rige junto a sus familias, desde que el CAID inició sus operaciones, en Santo Domingo Oeste.

En la actividad, celebrada en la sede del CAID, los chiquillos también recibieron juguetes y golosinas, y disfrutaron de una presentación artística a cargo de la cantautora cubana Liuba María Hevia y de la payasita Sofía Globitos.

Orgullosa por resultados del CAID
Montilla de Medina, al hablar en el acto Mi Apellido es CAID, manifestó que la experiencia vivida  se traduce en un desbordante y legítimo orgullo, por los frutos del esfuerzo de todos los que intervienen en las labores del CAID, así como el de cada padre de los pacientes que reciben los servicios de esa entidad.

“Ese orgullo es el que sentimos hoy en el Centro de Atención Integral para la Discapacidad, cuando miramos a estos 18 niños y niñas que elevan a 35 el número de los que han concluido el programa terapéutico correspondiente a sus condiciones particulares”.

Los infantes llegaron al CAID con diagnóstico de Parálisis cerebral, Síndrome de Down y Autismo, y tras una rigurosa evaluación, recibieron las terapias necesarias que han contribuido a desarrollar y fortalecer sus habilidades, para que puedan insertarse en su entorno como las personas dignas que son desde su nacimiento, destacó la Primera Dama.

“El ciclo terapéutico no se cierra con esta certificación”
En ese sentido, aclaró que el ciclo terapéutico no se cierra con esta certificación, significando que ahora es que los padres y madres están en la mejor capacidad para entender y manejar los procesos de cada uno de los  niños y niñas con capacidades especiales.

“Nuestros niños y niñas aquí reunidos necesitan de la terca fe de ustedes, padres y madres, en que podrán luchar cada día por y para mejorar las habilidades que ellos han adquirido en el CAID”.

Cándida Montilla de Medina aseguró que con la orientación y el permanente intercambio con los terapeutas, los padres están capacitados para continuar impulsando las mejoras obtenidas.

Las puertas del CAID continuarán siempre abiertas.
La Primera Dama llamó a los padres y madres de los niños que reciben tratamiento en el Centro de Atención Integral para la Discapacidad a tener la seguridad de que “nunca les faltará nuestro acompañamiento y apoyo”.

“Yo amo profundamente lo que el CAID representa como esperanza para una población vulnerable como pocas.  Una población que hasta 2013, cuando este proyecto comenzó a andar, había sido relegada de los beneficios de la atención especializada”.

Contribución del Gobierno para una sociedad más justa y humana
Recordó que ese proyecto no sólo representa la oportunidad de que niños y niñas especiales accedan a servicios terapéuticos de calidad, sino que también expresa la voluntad de que sean protagonistas de políticas de inclusión que salvaguarden su dignidad como personas que son.

“Es la contribución de nuestro Gobierno a una sociedad más justa y humana.
Por eso, cuando hoy miro a estos niños y niñas no solo siento el orgullo del que les hablaba hace momento, sino también la necesidad de dar gracias”.

Constante apoyo y valioso estímulo
Con una emoción reflejada en su rosto, Cándida Montilla agradeció la dedicación del  personal terapéutico y administrativo del CAID, a los padres y madres de los infantes y al gobierno del presidente Danilo Medina “por su constante apoyo y valioso estímulo”.

Oportunidad de que sus hijos desarrollen potencialidades
En la ceremonia también habló el director del CAID, Moisés Taveras Ramírez, quien destacó la ardua labor que realizan los profesionales y los padres de los niños y niñas.

“Esta alianza que surgió en el corazón de doña Cándida, y en la que nosotros nos implicamos asumiendo las tareas de dirección, ha sido la plataforma sobre las que ustedes han construido el mejor de los legados: darle la oportunidad a sus hijos de desarrollar potencialidades”.

Lleva alegría a niños del Robert Reid Cabral
Previo a esta actividad en el CAID, la Primera Dama Cándida Montilla de Medina repartió juguetes en el hospital infantil Robert Reid Cabral, donde, además, llevó golosinas, sonrisas, abrazos y caricias a los niños de las distintas áreas, algunos de los cuales recibieron también laptops y tabletas.

La Primera Dama de la República compartió con padres y madres que se encontraban en el lugar; así como con el personal médico, administrativo y de enfermería.