Compartir

La Procuraduría General de la República allanó durante más de seis horas las instalaciones de la constructora Odebrecht, en el sector La Esperilla de la capital, donde se incautó más de veinte cajas con documentos.

Ocho unidades de agentes de Operaciones Especiales y de los Swat acompañaron al fiscal adjunto, Wagner Culibete, y a la directora de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA), Laura Guerrero, quienes llegaron pasadas las 4:00 PM y se retiraron pasadas las diez de la noche. La orden de allanamiento fue autorizada por el juez coordinador de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas.

Previo a los allanamientos, fue interrogado nuevamente el empresario Ángel Rondón, quien reiteró que no hizo sobornos.

en cumplimiento al debido proceso, luego de confrontar las informaciones suministradas, a requerimiento del ministerio público, por los representantes de Odebrecht en el país, con otros datos obtenidos mediante labores de inteligencia.

El allanamiento se enmarca dentro de las investigaciones que lleva a cabo el procurador Jean Alain Rodríguez sobre los sobornos que Odebrecht admitió haber pagado en República Dominicana y otros países, ante autoridades judiciales de Estados Unidos y Brasil.

El Procurador reiteró su compromiso de llegar hasta las últimas consecuencias en este caso, al tiempo de señalar que se avanza significativamente en las indagatorias bajo garantías procesales.

Indicó que  mantiene la estrecha colaboración internacional en pie, la cual permitirá al Estado dominicano, disponer de toda la información detallada para poder esclarecer lo acontecido.

(+)
INICIO DEL ESCÁNDALO

Odebrecht pagó aproximadamente US$788 millones en sobornos en 12 países, incluidos Brasil y la República Dominicana, donde admitió ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos que dio US$92 millones. De 2001 y 2014, Odebrecht admitió que los pagos le generaron beneficios de más de US$163 millones, según los documentos.