Compartir

El tradicional carnaval de Santiago arrancó ayer con su primer desfile de disfraces y carrozas por calles y avenidas, teniendo como su centro principal de operaciones a la zona monumental, donde las empresas e instituciones tienen instaladas sus tarimas de promoción e invitación para sus clientes y relacionados.

Después de varias horas de desfiles y toda clase de actividades en las proximidades del Monumento a los Héroes de la Restauración, durante horas de la noche se monta un espectáculo artístico, para que el público disfrute en forma gratuita.

Como siempre sucede, el primer evento de calentamiento convoca menos público que los sucesivos, que se realizan todos los domingos de este mes de febrero, hasta culminar con un gran desbordamiento popular al final.

Todas las incidencias de la actividad carnavalesca son transmitidas por los principales canales de esta ciudad, agrupados en Medios Unidos del Cibao (MUCI), con la animación a cargo de profesionales de la locución y expertos en las fiestas de carnaval.